Un cacho de cultura - La Causa Laboral

Title
Vaya al Contenido
Hiroshima. Oppenheimer. Los pájaros, los hombres, los árboles por Alicia Liliana Landin
 
La película Oppenheimer refleja el estremecedor proceso de creación de la bomba atómica arrojada  en las poblaciones japonesas de Hiroshima y Nagasaki, sus motivaciones y contexto histórico. El proyecto científico protagonizado por Oppenheimer junto con un grupo de importantísimos físicos del planeta consigue su objetivo. El éxito de Oppenheimer no impide sus profundos cuestionamientos éticos. No ocurre lo mismo con los políticos y militares que tomaron la decisión de utilizar las bombas.
 
A propósito de la memoria histórica de estos trágicos sucesos, la BBC da cuenta de un jardín en Japón donde las víctimas de Hiroshima fueron a buscar alivio ante el horror. Ahora se ofrecen al mundo  retoños de los árboles que resistieron.
 
Una de las sobrevivientes de la tragedia de Hiroshima nos habla de la experiencia de compartir con otros países  aquellos árboles fuertes, uno de los cuales estuvo siempre  en el Jardín de Shukkeien.
 
La Canción  de los Pájaros Perdidos de Horacio Guarany , evocando aquella explosión, habla de aves desesperadas y desorientadas que han perdido su nido. Se trata de una bella y simple canción que nos acerca a las grandes preguntas. Lejos del  lugar de la bomba, el habitante de nuestros paisajes  se siente llamado a comprender las vivencias de lo sucedido y hace hablar a las aves que se preguntan por sus nidos y por los hombres. La voz, la música como instrumentos de expresión, también son algo que compartimos con los pájaros, además de los sentimientos que el poeta pone en la voz de ellos.
 
Por un lado el relato histórico, el recuento de personas y daños, la tecnología al servicio de la destrucción, las estrategias de la guerra, el poder para imponerse a través de la fuerza, la superioridad de las armas en la guerra. Por el otro, la tragedia personal  , humana,  natural, que significó aquel hecho despiadado y la búsqueda  del  refugio, del hogar, del sosiego.
 
¿Porqué Hiroshima, porqué eligieron ese lugar? Da lo mismo. Hubiera sido una tragedia para la humanidad igual. Es un tema de reflexión inagotable.
 

Las Voces de los Pájaros de Hiroshima
 
Letra: Eugen Jebeleanu
Traducción: Manuel Serrano Pérez
Música: Horacio Guarany
 
Interprete: Ginamaria Hidalgo
 
Dónde, dónde están
 
Quiénes
 
Dónde están
 
Quiénes, quiénes
 
Dónde están
 
Quiénes, quiénes
 
Los hombres
 
No sé
 
Mira, copos de ceniza
 
Copos de ceniza, ceniza, ceniza
 
Han volado todos
 
A dónde, a dónde
 
No sé
 
Construyamos un nido
 
Sí, un nido, un nido
 
Pero dónde
 
Dónde, dónde, dónde
 
Dónde, dónde, dónde
 
No sé
 
Mira, copos de ceniza
 
Copos de ceniza, ceniza, ceniza
 
Han volado todos
 
A dónde, a dónde
 
No sé
 
Construyamos un nido
 
Sí, un nido, un nido
 
Pero dónde
 
Dónde, dónde, dónde
 
Dónde, dónde, dónde
 
Dónde
Regreso al contenido